19.11.14

EL ARMARIO DE MARIKILLA: SUGAR VINTAGE !!!









Hola amores !!!

Que tal, como lleváis la semana ?¿? Yo hoy un poquito triste porque se han ido mis amores, José y Seve. Pero tengo que decir que me lo he pasado genial esta semana juntos, y que estoy super contenta por que ayer empecé a trabajar.
Así que no puedo quejar para nada. Estoy feliz :D

Y para hoy os traigo un post, con homenaje a una grande de las pieles Nuria, de la tienda: 

Quiero agradecer todo lo que me ayuda, y quiero decir que es un placer poder sacar una de sus creaciones, como es esta magnífica piel y espero poder mostraos muchas más.
Os resumo la historia de Nuria, y de como nació Sugar Vintage.

Todo esto comienza con su padre, que era el gerente de la fábrica más importante de España, en pieles de cordero "Saic"
La fábrica era del abuelo de uno de los diseñadores más importantes de peletería , José Luis.
Era de los más atrevidos de su época en diseño.

Uno de sus hermanos trabajaba con su padre. El padre decidió montar un almacén de peletería asociándose con un amigo suyo francés que era su representante allí.
Se montó el primer almacén de piel que era Ibérico/Francesa y trabajaban su hermano, hermana y su cuñado. Había tanto pieles como confección.
Nuria tenía 18 años cuando empezó a estudiar diseño de moda. Por las mañanas estudiaba y por las tardes se iba a trabajar con su padre.
Al principio, se dedicaba a aprender y a hacer todos los recados que le mandaban, y así fue como poco a poco Nuria fue cogiendo experiencia y responsabilidades.
Le encargaban 3 firmas Francesas y llevaba adelante las ferias internacionales.
Se encargaba del almacén de Madrid, y del servicio de todos los peleteros de España.

Y así fue como hace 4 años, esta tienda en pleno centro de Madrid cobró vida, y sigue adelante con su firma SUGAR VINTAGE, que son sus pieles y también su Showroom con varios diseñadores.

Y hasta aquí mi resumen sobre su carrera en el mundo de la peletería, espero que os haya gustado la historia, y el post que os muestro hoy.







































































































Millones de besos.